This website uses cookies, one of the purposes of which is to calculate visitor statistics. More info Stop showing
03 May 2017

MARCOPOLO DESARROLLA BUTACA ANTISOMNOLENCIA

MARCOPOLO DESARROLLA BUTACA ANTISOMNOLENCIA Marcopolo, a través de su Centro de Innovación (MIC), y en colaboración con CEMSA -Centro Multidisciplinario de Somnolencia y Accidentes- y Woodbridge, está desarrollando una pionera y sin precedentes butaca antisueño para sus autobuses. El prototipo fue presentado por el administrador de la empresa de diseño e innovación, Petras Amaral, en el Congreso SAE Brasil, que se realizó los días 25, 26 y 27 de octubre en Sao Paulo.

La nueva silla, llamada asiento Antisleep pretende ampliar el estado de alerta y actuar durante los períodos de somnolencia y fatiga de los conductores de vehículos pesados (autobuses y camiones) y por lo tanto reducir la elevada tasa de accidentes causados en el transporte de personas y carga. La silla está equipada con dispositivos de distracción mecánicos y fisiológicos que actúan para extender la alerta de estos profesionales en momentos críticos.


Las compañías han desarrollado conjuntamente una patente para un sistema de monitoreo de la fatiga de los conductores, a través del estímulo de la butaca. Los estudios muestran que las principales razones y causas de la somnolencia al volante son la fatiga física y mental, la privación/restricción de sueño, muchas horas de vigilia (más de 16 horas), situaciones de monotonía y la homeostasis (equilibrio interno) del cuerpo por la temperatura del núcleo del enfriamiento asociado con los factores anteriores, entre otros.


Para extender el estado de alerta y la velocidad de reacción del conductor, las empresas han desarrollado un sillón con distractores (que distrae o sirve para distraer) y que actúan para evitar la fatiga, a través de audio, vibración electromecánica, refrigeración y calefacción y causa un estrés térmico, reduciendo así la somnolencia y promoviendo el estado de alerta.


El asiento Antisleep dispone de un módulo, responsable de recibir varios datos recogidos en diferentes estados de fatiga del conductor, así como el tiempo de viaje y el calendario. A partir de estos datos, el algoritmo desarrollado por CEMSA, basado en los estudios del ciclo circadiano -un período de aproximadamente 24 horas en que se basa el ciclo de vida de casi todos los seres vivos, siendo influenciados principalmente por el cambio de la luz, la temperatura, las mareas y las vientos entre el día y la noche- y en momentos críticos de propensión a dormir, define la secuencia de distractores más apropiadas para ese viaje, trabajando de una manera personalizada y preventiva.


A diferencia de muchos de los sistemas que se encuentran en el mercado que actúan de forma reactiva, que según CEMSA dependen del nivel de fatiga, las alertas son lentas para evitar el sueño. Antisleep actúa para prevenir la fatiga a través de los datos del conductor específicos para el viaje que va a comenzar, lo que reduce el riesgo de accidentes.


Las numerosas pruebas en simuladores con diferentes condiciones de fatiga y estímulos, demostraron la eficacia del sistema, teniendo en cuenta el cambio en el estado de alerta de los conductores y la reducción del tiempo de reacción (reflexiones) para evitar el accidente.


Según Petras Amaral, la Seat Antisleep puede ser tratada como un sistema anti-fatiga y no sólo una butaca. En el futuro, las empresas ya prevén la integración de estos datos con el sueño estándar de los automovilistas, incorporando datos en tiempo real en la gestión de flotas.


Se espera que las pruebas finales y la presentación de la silla para clientes y operadores que tendrá lugar entre finales de 2016 y principios de 2017. Imagen: Archivo Marcopolo. Fuente: Transporte Carretero